Notificación de los casos, acceso y cumplimiento del tratamiento y abordaje social, carencias para poner fin a la TB aquí que se resolverían con mayor compromiso político

24 de marzo, DÍA MUNDIAL DE LA TUBERCULOSIS

LOGO 18La Red TBS incide en la necesidad de actuar ya para poner fin a un problema real de salud pública que se mantiene en la sombra: poner fin a la tuberculosis debe ser un objetivo y requiere de un Plan Nacional de Prevención y Control que se aplique

La Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) ha vuelto a poner la realidad sobre el tapete: “la tuberculosis es la enfermedad endémica de los países pobres, la tragedia de los países en desarrollo y la iniquidad política en los países ricos… La tuberculosis nos afecta a todos.” De hecho en España sigue siendo un problema: de los países de la Europa Occidental sólo nos supera Portugal en número de casos,  España presenta el doble que Francia, tal como exponía Joan Caylà, miembro del Comité Científico de la Red TBS y presidente de la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona, quien alertaba desde la 7ª Jornada de Actualización en Tuberculosis de la Red TBS, celebrada esta semana en Madrid, del gran problema de la subnotificación, puesto que los expertos estiman que tan solo se registran entre el 50-70 % de los casos que se dan en realidad.7J

Aunque ese sería tan solo uno de los problemas, tal como reconocía el presidente del Comité Científico de la Red TBS, Julio Ancochea, “hemos avanzado mucho en sensibilización, social y también de los responsables políticos, pero nos queda mucho por recorrer”… y ese camino pasa inexorablemente por un mayor acceso al tratamiento –desde la Red TBS se pide su gratuidad para todos los afectados- y un mayor seguimiento del cumplimiento del mismo que no olvide la importancia del abordaje social, tal como recordaba Juan Jesús Hernández González –Nicolás, del Plan de Salud de Cruz Roja Española, una de las entidades fundadoras de la Red TBS, “porque no conseguiremos nunca una adherencia adecuada si no trabajamos en las condiciones de vida, de trabajo y de alimentación” de los colectivos de riesgo.

 La importancia de la adherencia terapéutica y de la soledad, esa mala compañera

 Y es que, como recordaba también Carmen Martín, directora del Departamento de Salud de Cruz Roja Española, según el último Boletín de Vulnerabilidad de esta entidad, la soledad (y mayormente en mujeres, puesto que viven más años) se erige como uno de los mayores condicionantes para la salud de las personas, como acicate de factores predisponentes de contraer enfermedad como son la mala alimentación, la pobreza energética o la dificultad para asistir a las citas médicas.

La adherencia terapéutica es pues otro de los grandes caballos de batalla para luchar contra la tuberculosis. Donde importa no solo el acceso  a un tratamiento y su gratuidad sino la comprobación real de su cumplimiento para combatir una enfermedad que en pleno siglo XXI sigue comportando estigma.

“La falta de información, la falta de recursos y la falta de motivación”, resumía la doctora Martín, son los grandes problemas para la salud, son los grandes enemigos en la lucha contra la tuberculosis, ámbitos que tiene muy en cuenta la Red TBS en su campaña anual.

Compromiso político, más allá de fronteras de papel

 Desde la Red TBS se insta de nuevo a los responsables políticos a emprender medidas reales que puedan llevarse a la práctica. “Somos optimistas ante la inminente aprobación del Plan Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis”, reconocía el máximo responsable de la Red TBS, el doctor Ancochea, porque incluirá medidas necesarias como la gratuidad del tratamiento independientemente de la zona geográfica donde resida la persona afectada, “pero es imprescindible que se garantice su aplicación efectiva, más allá del papel”.

Y para ello se seguirá trabajando desde la Red TBS, cuya campaña de concienciación lleva la sensibilización sobre este problema de salud pública por toda España y durante todo el año, actuando especialmente con los colectivos que presentan mayor riesgo y fomentando un trabajo multidisciplinar de los profesionales implicados desde diferentes ámbitos.

Porque la lucha contra la tuberculosis va mucho más allá de su Día Mundial, y nos compete a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>