Luchar contra la tuberculosis es hacerlo por la equidad

Los expertos reunidos en la segunda jornada del ciclo Interactiv@s concluyen que la eliminación de la tuberculosis puede pasar de aspiración a realidad si se optimizan las herramientas actuales y se potencia la investigación para innovar en vacuna y profilaxis y medicamentos que incrementen el porcentaje de éxitos en prevención y tratamientos.

Interactivos2

“Si los países desarrollados, como España, invirtieran mucho más en el control e investigación de la tuberculosis el objetivo de eliminación marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2035-2050 dejaría de ser un sueño para pasar a ser una realidad”. Así de contundente concluía la exposición del doctor José Caminero, coordinador de la Unidad de Tuberculosis Multi-Drogo-Resistente de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (The Union), en la segunda sesión del ciclo Interactiv@s que organizan la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) y Cruz Roja Española.

Una segunda jornada celebrada recientemente en Madrid bajo el título de “La Tuberculosis: una enfermedad social” en la que también participaron los doctores Julio Ancochea, presidente del Comité Científico de la Red TBS, y Carmen Martín, directora del Departamento de Salud de Cruz Roja Española y en la que asimismo fueron ponentes José Luis Vidal, hasta hace poco responsable de la Unidad de Aislamiento Respiratorio de Tuberculosis del Hospital Universitario La Paz-Cantoblanco, y María Jesús Rodríguez, presidenta de NeumoMadrid. Los cinco facultativos se lamentaron de la situación actual de esta enfermedad infecciosa, de la que como se recordó en el encuentro ya decía Hipócrates que era la enfermedad más extendida y fatal de todos los tiempos. ¿Y cómo se puede explicar?, exclamaba el Dr. Caminero, también neumólogo del Hospital Doctor Negrín, ¿que la tuberculosis, una enfermedad de la que lo conocemos casi todo, siga siendo la infección humana más importante? Pues, tal como explicaba este experto internacional, porque pese a que es curable desde hace más de cincuenta años y se conocen los fundamentos científicos para su control en la comunidad desde hace cuarenta, la inversión en el control y la investigación científica ha sido muy inferior a otras enfermedades. “La tuberculosis es la enfermedad de los pobres de los países pobres y de los pobres de los países ricos” se lamentaba la doctora Rodríguez Nieto, Jefa asociada de Neumología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Porque pobreza, hacinamiento y malnutrición, han sido siempre los acicates de su expansión. “Una transmisión por vía aérea”, enfatizaba el doctor Vidal, con más de cuarenta años de experiencia en el abordaje de la tuberculosis, “que no conoce fronteras ni barreras…y parece que hoy seguimos sin asumirlo”. La tuberculosis es el paradigma indiscutible de enfermedad social. “Y su futuro en el mundo”, vaticinaba el doctor Caminero, “va a ir íntimamente ligado a la evolución del reparto de la riqueza”.Power. TBC. Epidemia de Injusticia. Caminero. 27-11-18

90-90-90 … los porcentajes a cumplir

Y, mientras se consigue concienciar para revertir esa injusticia, la situación dista mucho de lo ideal y aunque cueste de creer, “aquí se sigue estigmatizando” lamentaba el doctor Vidal. En el mundo hoy se siguen dando anualmente 10 millones de casos y se registran 1,6 millones de muertes y los objetivos de la OMS para ponerle fin a la tuberculosis en las próximas décadas pasan por tres directrices: encontrar al menos el 90% de los casos de tuberculosis y que entren a tratamiento el mayor número posible; hacer un esfuerzo especial por alcanzar al menos al 90% de los más vulnerables –sin acceso a servicios o población de riesgo- a través de cribaje y búsqueda activa de casos; y alcanzar al menos un 90% de tratamientos exitosos (también en los casos famacorresistentes)… pero como ilustraba el doctor Caminero, con datos de 2017 el número de casos tan solo cubría el 64% de lo estimado y el éxito en el tratamiento a penas ascendía a 82%.

inversióSegún este experto para intentar conseguir el control de la tuberculosis es necesario incrementar la detección y la curación de los casos (también obviamente de la multirresistente).Para lo primero habrá que conseguir test de sensibilidad más rápidos y sensibles y sistemas de salud con cobertura gratuita y universal; y para lo segundo tener la posibilidad de incorporar nuevos fármacos a los tratamientos y disponer de nuevos regímenes TB MDR/RR más eficaces, acortados y mejor tolerados.

 Los objetivos, factibles con mayor inversión en TB: la inversión más rentable

Los objetivos marcados por la OMS para poner fin a la tuberculosis aspiran a conseguir en el 2035 un 95% de reducción en el número de muertes por tuberculosis (comparadas con 2015) y un 90% de reducción de la incidencia (< 10/100.000). La idea es para el 2050 conseguir 0 muertes por tuberculosis, 0 casos registrados y 0 sufrimientos causados por esta enfermedad infecciosa…

Para conseguirlo es imprescindible optimizar los recursos actuales e investigar nuevos fármacos y vacunas… Y cambiar la mentalidad, porque hay que asumir  esta realidad y comprender que la inversión  en tuberculosis es la más rentable: por cada dólar invertido retornan 30 de ganancia, invertir en el control de esta plaga de injusticia mejorará el sistema de salud de los países pobres donde campa a sus anchas y al mismo tiempo contribuirá a disminuir la pobreza.inversión

Como demostró este segundo Interactiv@s, luchando contra la tuberculosis ganamos todos.

Interactiv@s retomará su andadura en febrero con la reflexión ¿Es posible acabar con la tuberculosis en 2035 y cumplir las metas de la OMS? Que contará con la participación del doctor Ernesto Jaramillo como representante de la Organización Mundial de la Salud y del doctor Joan Artur Caylà, presidente de la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de la Agencia de Salud Pública de Barcelona.

18ph2ph 4ph12ph9ph5ph15ph

10ph  3ph

23ph

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>