Ya está disponible la edición nº 23

Y llega cargada de interesante contenido.

La newsletter número 23 de Memorias de la COVID-19 nos trae en esta ocasión artículos desde Argentina, Costa Rica, México y Perú, además de la tradicional Carta a Las Américas escrita desde España y las últimas noticias relacionadas con la tuberculosis y la pandemia.

Todos los números anteriores pueden leerse en la sección de newsletters de esta misma web… las dedicadas a la pandemia tienen su propia web en www.memoriasdelacovid19.org

¿Y ahora, qué?

Es la cuestión que se plantea el editorial del último número de la newsletter de la Red TBS-Stop Epidemias.

En esta edición nº22 de Memorias de la COVID-19. La Pandemia en Las Américas pueden leerse además artículos de profesionales escritos desde Argentina, Brasil, Canadá, México y Uruguay.

Esta newsletter recoge además algunas noticias destacadas por la Red TBS, así como se hace eco de la próxima jornada de actualización internacional que se llevará a cabo en octubre.

Todos los números anteriores pueden leerse en la sección de newsletters de esta misma web… las dedicadas a la pandemia tienen su propia web en www.memoriasdelacovid19.org

Nueva entrega de La pandemia en Las Américas

La newsletter de la Red TBS Stop Epidemias llega a su número 51, el 21 de la entrega de Memorias de la COVID-19 que ahora dedica sus páginas a narrar la situación en el continente americano.

En este número encontraremos la carta abierta del nuevo presidente de NEUMOMADRID, el Dr. Javier García Pérez, secretario del Comité Científico de esta Red y los artículos de profesionales de Argentina, Ecuador, México y República Dominicana.

Todos los números anteriores pueden leerse en la sección de newsletters de esta misma web… las dedicadas a la pandemia tienen su propia web en www.memoriasdelacovid19.org

Profesionales de Latinoamérica narran en la revista digital de la Red TBS-Stop Epidemias cómo viven la pandemia en este momento crucial

El editorial de la última newsletter destaca la situación actual: en palabras del director general de la OMS, “de las más de 700 millones de dosis administradas en el planeta, el 87 % se han aplicado en países desarrollados y solo 0,2 % ha ido a países en vías de desarrollo”

La Red TBS–Stop Epidemias ha lanzado el último número de su revista digital Memorias de la COVID-19. La Pandemia en las Américas, que lleva algunos números destacando diferentes relatos sobre lo que sucede en ese continente golpeado brutamente por la pandemia cuando en Europa parece remitir por las vacunas.

El objetivo de la Red TBS–Stop Epidemias es que se conozca el sentir y el actuar del personal sanitario en esos países con lo que nos une un profundo vínculo. Y con cada edición acerca la realidad y la perspectiva de cómo se desarrolla la pandemia en esa parte del mundo.

“La pandemia de la COVID-19 es una amenaza que requiere soluciones globales que no dejen a ninguna persona atrás” recoge el editorial de este número, en el que se pondera que “nunca antes se habían invertido tantos recursos y esfuerzo en investigar y desarrollar test, tratamientos y vacunas contra una enfermedad”, pero se alerta de que  “el gran desafío que se presenta en este período 2021-22 es que las vacunas se distribuyan de forma equitativa y solidaria y para ello será necesario un liderazgo global”.  

La Red TBS-Stop Epidemias defiende en ese editorial que habrá que  prepararse para “asegurar una posCOVID equitativa y afrontar las derivaciones de las posibles secuelas físicas y también de salud mental que deja esta gran crisis sanitaria”, la ya elevada cifra de enfermos crónicos sin obviar, por supuesto, las otras carencias: educativas, laborales, sociales… Y, sin duda, “el inconmensurable dolor de los familiares de las víctimas”. En el aspecto de la economía social el editorial reivindica que “deberemos encaminar la organización de la economía con nuevas partidas para financiar la seguridad y bienestar de las personas, ensanchar la idea de que la salud es un derecho tan importante como los son los otros derechos que garantiza nuestra constitución. Para ello es imprescindible un esfuerzo político que apacigüe la polarización porque sin acuerdos no será viable abrir la economía a la equidad”.  La Red TBS destaca que es necesaria la globalización de una Cobertura de Salud Universal que asegure el bienestar de los habitantes de este planeta y la Unión Europea debe implicarse en ello”.   

La newsletter recoge también los artículos de profesionales, en este número de Argentina, México, Brasil y Ecuador, además de España:

Lorenzo Fernández Fau, profesor y médico, firma una Carta Abierta a las Américas, en la que afirma: “Tengo la creencia que en momentos en los que la situación social y sanitaria adquiere tanta gravedad y amenaza aún más el futuro, en esos casos críticos, en ese instante, pienso que es preciso la movilización de la conciencia cívica para que, con la participación de todos los estamentos sociales, se analicen concienzudamente los efectos que están ocasionando las políticas hasta ahora llevadas a cabo y se hagan llegar a los responsables gubernamentales para modificar su conducta”. Y para ello propone cómo podría llevarse adelante tal proyecto: “Teniendo en cuenta el compromiso, liderazgo y carácter integrador que ha adquirido la Red TBS-Stop Epidemias, sugiero que a través de ella se cree un grupo de trabajo multidisciplinar en el que participen las sociedades científicas y entidades sociales que lo deseen para elaborar un documento que estudie lo ocurrido hasta ahora y, en línea con una ética proactiva, aporte soluciones para anticiparse al futuro”.

La argentina Ana María López, neumóloga en la provincia de Córdoba, reflexiona: “Son tantas las cosas que cambiaron en nuestras vidas, diría que absolutamente todas… y para todos. Además, debimos aceptar que no hay fecha límite para recuperar nuestra vida como antes de la pandemia. Escucho que cada uno de nosotros, lo percibo en conversaciones, fija un mes lejano para acomodar sus pensamientos, pero la realidad va alargando los plazos… Este virus, ha atravesado fronteras, igualado naciones, pueblos, estratos sociales y religiones. Como médica, sentí la necesidad urgente de informarme, de poder responder a los tantos interrogantes que con el devenir del tiempo fueron cada vez más acuciantes y numerosos. No fue ni es sencillo poder separar una aguja en un pajar, ya que los investigadores se vieron enfrentados a buscar en tiempo récord cuáles eran las opciones terapéuticas que tenían un fundamento científico. Es así que se publicaban artículos que evaluaban las terapias a velocidad casi vertiginosa, pero que posteriormente fueron derrumbándose con la experiencia acumulada”. Y finaliza su artículo recordando a Julio Cortázar con una frase del escritor que resulta muy actual: “Hoy más que nunca, necesitamos una conciencia de pertenencia recíproca a una misma especie y casa común, que nos permita enfrentar a la especie que ahora amenaza la existencia de la nuestra”.

Los mexicanos Luis Adrián Rendón Pérez y Ruth Medina, responsables de un Centro de Investigación, Prevención y Tratamiento de Infecciones Respiratorias de Monterrey, nos narran momentos de esta crisis pandémica desde primera línea: “Los casos aumentan exponencialmente y pasamos a la segunda etapa donde los contagiados ya se cuentan por miles y reciben atención en los recién implementados centros COVID-19, donde se recluta personal nuevo que se ve inmerso en el manejo de pacientes sumamente críticos y que en otras situaciones estarían en manos de personal altamente experimentado. La capacidad llega a su límite y entramos en la tercera etapa, el pico de la primera ola. Solo los pacientes más graves son recibidos en los hospitales, las camas empiezan a ser reservadas, los equipos de protección escasean, hay desabastecimiento de medicamentos, los casos son cientos de miles, pero los muertos ya son millares, el número sigue creciendo y ya hay mexicanos muriendo en su casa. La pandemia ya es un pandemónium. Las cargas de trabajo son exhaustivas, el sufrimiento compartido entre enfermos, familiares y el personal médico es lo habitual. Aislamiento, fatiga, dolor, desesperación, impotencia y miedo, son los ingredientes del primer día en el hospital, pero también el del segundo y el tercero y muchos, muchos más. A pesar de todo esto hay mucha gente en las calles, algunos por necesidad, muchos otros por necedad. El confinamiento es lo que se aconseja, pero sin que se exija su cumplimiento; se vuelve una decisión personal. Lo mismo aplica para el uso de la mascarilla. Finalmente, después de varios meses amaina la primera ola y nos da un respiro, pero solo para golpearnos nuevamente con una fuerza feroz. Su blanco fue la época navideña de 2020. La COVID-19 sembró ahí su semilla de destrucción y cosechó sus víctimas en los meses siguientes. Si la primera ola nos pareció terrible, no encuentro un adjetivo calificativo para la segunda, más que comentar lo que me tocó vivir”.

Otro artículo está narrado por Ivone Evangelista Cabral, profesora de la Facultad de Enfermería y editora de una revista especializada en Rio de Janeiro, Brasil. Nos describe la tragedia de uno de los países del mundo más asediado por la pandemia: “Dos médicos fueron ministros, un general sin formación médica y más recientemente, otro médico cardiólogo que sigue enfrentándose a la política de negación del presidente. La enfermedad de la COVID-19 se ha convertido en escenario de disputas políticas entre los poderes del Ejecutivo Central, Estados y Municipios, con constantes amenazas de instauración de un estado de sitio y una fuerte militarización de la administración pública del país. La pandemia está fuera de control, lo que mantiene el número de casos nuevos y muertes en niveles altos, acompañada de una gran cantidad de informes insuficientes y pocas pruebas. Durante semanas, hemos estado en el epicentro de la crisis sanitaria mundial con más de 100 países cerrando sus fronteras con Brasil. El promedio de muertes diarias es de más de 2000, con casi 15 millones de personas infectadas. Estamos cerca de la marca de la muerte del medio millón. Somos uno de los países con menor tasa de vacunación (puesto 64), menos del 10 % de la población ha sido vacunada. Las clases populares que viven en favelas y barrios marginados fueron las más afectadas. El miedo fue reemplazado por descuido a medida que aumentaba el número de casos y muertes. Es una enfermedad que llegó a Brasil con personas de las clases más pudientes, transmitida por viajeros de países europeos en el epicentro de la crisis de salud; turistas que llegaron a Brasil durante el Carnaval 2020. Los cambios en las cepas fueron muy rápidos. La falta de equipo de protección personal para los profesionales de la salud, ventiladores respiratorios y oxígeno en algunas de las ciudades más industrializadas como Manaus son algunos de los muchos desafíos que enfrentan las enfermeras de primera línea. Aún vivimos, la negación de la vacuna. La tasa de vacunación es lenta, se está implementando por grupos de edad, dando prioridad a ancianos, personas con comorbilidades, personas con discapacidad; pero el calendario de vacunaciones está constantemente suspendido por falta de insumos para la producción de vacunas. En otras palabras, no tengo buenas noticias para lo que vivimos en el país… “Pero esperamos…”, que esto suceda … como todas las pandemias que ha vivido la humanidad”.

También el doctor Iván Cherrez Ojeda nos hace llegar sus reflexiones desde Guayaquil, Ecuador, otro de los países más afectados: “Todos teníamos, con los pocos datos que iban saliendo, la sensación de que sabíamos que se venía un peligro inminente. Llegó y aparecimos en los periódicos de todo el mundo. Guayaquil, la Perla del pacifico, fue tristemente noticia internacional con sus cadáveres en las aceras. Toda la preparación que se creyó suficiente de ninguna manera lo fue. Llegaron las llamadas de angustia a cualquier hora, el deseo de ayudar leyendo lo último publicado para su tratamiento. Llegaron las noticias de los primeros colegas que sucumbían a la enfermedad. Fue un tiempo de mucha tristeza y zozobra y para los creyentes mucha oración y pedido de ayuda: El hogar era el único espacio seguro si se preservaba de los demás. Los médicos aportamos con charlas de preparación para los posibles escenarios, hicimos capacitación en nuestros lugares de trabajo tratando de preparar y convencer y convencer a todos que el peligro era inminente. La COVID-19 arrasó con todo, fue sembrando dolor e incertidumbre por donde pasaba, pero también dio esperanza de luchar y mejorar los momentos terribles que pasábamos”. Y concluye con esta dolorosa invocación a la esperanza: “Ya a veces, como en nuestro caso, a falta de vacunas, hay otra vacuna ya probada y garantizada de la cual poco se habla y a cuyo uso nos resistimos, porque significa en la mayoría de los casos, que se trata de cambiar un estilo de vida libertino por otro más moderado que demanda renunciar a la comodidad y el abuso o a la prepotencia y reemplazarlos (aunque sea provisoriamente) por la austeridad y la humildad; el llamado distanciamiento. Porque esta vacuna nos pide cautela en la consecución de los recursos, racionalidad en el uso y respeto a la madre tierra y todo lo que habita en ella, virtudes que la humanidad contemporánea desconoce debido a la globalización, al consumo irresponsable y a la codicia por la riqueza entendida como una acumulación de dinero que lo permite todo y sin pensar en los demás ni en el nosotros”.

La Revista quincenal de la Red TBS-Stop Epidemias, que está dedicando este ciclo a la Américas, así como dedicó todo el año 2020 a recopilar las Memorias de la COVID-19 de los profesionales españoles, cree que es necesaria la difusión de estos artículos personales para que podamos tener un perfil claro de lo que pasa con el SARS-CoV-2 en el mundo; “la integración sanitaria global es el principio activo que asegurara la salud del planeta por las próximas décadas. No hay otra manera de detener esta tragedia”, concluyen.

Memorias nº20, La Pandemia en Las Américas continúa

Seguimos lanzando la newsletter de la Red TBS-Stop Epidemias, con ésta llega a su edición número 50, 20 ya de Memorias de la COVID-19.

En este nuevo número podréis leer artículos de Argentina, México, Ecuador y de España, y en ellos diferentes profesionales siguen describiéndonos cómo evoluciona la pandemia en sus diferentes áreas.


Todos los números anteriores pueden leerse en la sección de newsletters de esta misma web… las dedicadas a la pandemia tienen su propia web en www.memoriasdelacovid19.org