El fin de la tuberculosis está cerca, pero hay que trabajar mucho para ello

La Red TBS celebra en Madrid su 4ª Jornada de Actualización, un encuentro que pone sobre la mesa toda la actualidad en Tuberculosis y Solidaridad con el objetivo de resituar la importancia de este problema de salud pública especialmente en la agenda política pero también en la social.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su último informe, situaba el fin de la tuberculosis en 2035, pero para ello, apuntan desde la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS), aún queda mucho trabajo por realizar. Y en ello están: Manuel Molina Muñoz, viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Rodríguez Sendín, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, Inmaculada Alfageme Michavila, presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Francisco José Sáez Martínez, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y Juan Jesús Hernández González-Nicolás, responsable del Plan de Salud de Cruz Roja Española han inaugurado esta mañana en Madrid su 4ª Jornada de Actualización, para conmemorar el Día Mundial de la Tuberculosis con un completo programa de actividades que pretende “servir para el intercambio de experiencias desde disciplinas diferentes y ofrecer una oportunidad para reflexionar sobre la mejor manera de alcanzar ese objetivo”, en palabras del doctor Julio Ancochea, presidente del Comité Científico de la Red TBS.

inauguración
Objetivo  en España hoy complicado, pero no imposible

“En nuestro país hemos conseguido bajar las tasas” resumía Inmaculada Alfageme, presidenta de SEPAR, “pero nos queda mucho por hacer y su control pasa por más profesionales formados y especialmente por una mayor difusión informativa y sensibilización, social y mediática…” aludiendo así al ‘boom informativo’ que generan las ‘infecciones de moda’ y el poco eco que consigue una enfermedad infecciosa que hace más de cincuenta años que tiene cura y que sin embargo sigue provocando más de 6.000 casos nuevos al año en España, casos registrados, porque como explican los expertos de la Reb TBS, se dan más de los que se registran.

La tuberculosis sigue siendo hoy el exponente de enfermedad social y como tal requiere de un abordaje integral para luchar contra ella, y la Atención Primaria tiene ahí un papel fundamental, recordaba Juan José Rodríguez Sendín, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, aludiendo a que la tuberculosis es la enfermedad de la pobreza, también en los países ricos. Como representante del primer nivel asistencial, Francisco José Sáez, vicepresidente de la SEMG, apuntaba que ante el panorama de la tuberculosis en España no se puede ser muy optimista y ponía el acento en las dificultades con las que se encuentran los médicos de familia, destacando la desorganización administrativa y los recortes que, por ejemplo, ocasionan que no en todos los centros de salud puedan realizar el test de Mantoux para su diagnóstico cuando es necesario. Y ello sin tener en cuenta la población desatendida. Una población en la que ha hecho especial hincapié el responsable de Cruz Roja Española, Juan Jesús Hernández, recordando las cifras nada positivas del último boletín de vulnerabilidad de esta entidad, realizado sobre el más de millón y medio de personas a las que atienden: el 67% está en desempleo, el 84% en riesgo de pobreza o exclusión, el 27% se encuentra en situación de apremio financiero, el 41% sufre la pobreza energética y el 25% no puede mantener una dieta nutritiva.

Juan Jesús Hernández ha destacado además esa dificultad al acceso sanitario, acuciada por la entrada en vigor del Real Decreto 16/2012, pero ha querido cerrar la inauguración con tres datos positivos: el informe conjunto sobre las urgencias sanitarias de los defensores del pueblo españoles que solicitaron que el seguimiento médico se mantenga hasta el alta terapéutica y no se acabe al salir del hospital; la mayor sensibilización de algunas comunidades autónomas para promover la detección precoz y el tratamiento directamente observado y el hecho que algunas comunidades autónomas hayan obviado ese real decreto en cuanto a exclusión sanitaria de parte de la población.

Una llamada a la esperanza que ha retomado el presidente del Comité Científico de la Red TBS, Julio Ancochea, quien ha reconocido que “en la Red estamos contentos, porque conjugamos en plural: nosotros cada vez somos más y trabajamos codo con codo… es ese trabajo diario y esa solidaridad de muchos profesionales del ámbito sociosanitario la que conseguirá que por fin las administraciones políticas y los medios de comunicación den a la tuberculosis la relevancia que merece, y se pueda por fin implementar las estructuras y recursos necesarios para poner fin a esta lacra”.

La 4ª Jornada de Actualización en Tuberculosis de la Red TBS se celebra hoy en la sede del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España.